1

Ángulo de cobertura, Q e I.D.

Para poder expresar las características de radiación de una fuente sonora existen varias expresiones que se utilizan normalmente, de está forma podemos comparar entre distintos radiadores.

Post 70 Ángulo de cobertura

Ángulo de cobertura

 

Angulo de cobertura

“El ángulo de cobertura asignado a un plano de radiación dado es aquel ángulo formado por los dos puntos en que el nivel de salida cae seis dB (-6 dB respecto al nivel en el eje) y el centro de la fuente.”

Esta definición es aplicable tanto al plano vertical como el horizontal. Para un sistema ideal o de comportamiento uniforme, el cálculo es sencillo.

Una vez que hemos conseguido calcular de manera correcta el ángulo de cobertura del altavoz y la regularidad de su respuesta dentro de dicho ángulo, nos interesa saber cuánto sonido es radiado fuera del ángulo de cobertura.

Q, factor de directividad

“El factor de directividad (Q) de un transductor diseñado para la emisión de sonido es la relación entre la presión sonora elevada al cuadrado, a una distancia y dirección determinadas, y la media de la presión sonora elevada al cuadrado, a la misma distancia y promediada en todas las direcciones alrededor del transductor.”

Post 70 Q factor de directividad

Q factor de directividad

Vemos que el factor de directividad Q relaciona el nivel acústico emitido por una fuente omnidireccional y un dispositivo emisor cualquiera, medido a la misma distancia y nivel de potencia acústico emitido. Si es totalmente omnidireccional, es evidente que Q=1. Si radia en una semiesfera, Q=2; en, por ejemplo, la esquina de una habitación, sería un Q=4; si radia un octavo de esfera, Q=8, etc.

En general, cuanta más directiva es una fuente o una bocina, más alto es su factor de directividad Q.

ID, índice de directividad

El índice de directividad es el Q en escala logarítmica, se calcula de la siguiente forma:

D.I.(f) =10× log Q(f)

Pensemos que si el Q de una fuente ideal omnidireccional es 1, el índice de directividad I.D. nos da la diferencia de nivel en decibeles entre una fuente dada y una fuente omnidireccional ideal. Una fuente omnidireccional tendría un I.D. de 10 log(1) = 0. Por tanto, valores bajos de I.D. indican directividad baja y viceversa.

Un radiador ideal que sólo emitiese sonido dentro de su ángulo de cobertura tendría un Q y I.D. fácilmente calculable. Según el ángulo que cubra el difusor, tanto horizontal como vertical, tendrá un Q ideal distinto. Estos valores ideales nos sirven para medir cuánto se aleja del radiador ideal el dispositivo bajo prueba.

Ing. Carlos Maiocchi
Gerente General – Equaphon

Carlos Maiocchi

One Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *