0

Bocina Asimétrica

En este post se analiza una medición de dispersión tridimensional realizada sobre una bocina asimétrica.

Las bocinas asimétricas son de uso frecuente en sistemas de sonido del tipo fuente puntual. Su función es distribuir la energía de media-alta frecuencia de forma tal que su ángulo de dispersión horizontal varíe en función del ángulo vertical. El fenómeno no es fácil de visualizar en las mediciones tradicionales de diagramas directivos horizontales y verticales, por lo tanto, se recurrió a una medición tridimensional (ver Directividad Tridimensional).

La siguiente imagen muestra el globo de atenuación desde dos perspectivas: frontal y lateral, para el tercio de octava centrado en 6.3 kHz de un sistema STS Cantata, el cual cuenta con una bocina asimétrica.

Globo de atenuación en vista Frontal y Lateral para el tercio de octava centrado en 6.3 kHz

Desde la perspectiva frontal se puede observar (resaltado con lineas negras) una tendencia a una forma triangular. Es decir, la dispersión es asimétrica respecto al plano horizontal. Si imaginamos el gabinete suspendido a una altura superior a la de nuestras cabezas podremos interpretar intuitivamente el gráfico. A medida que nos acerquemos al gabinete, nos colocaremos debajo de su plano horizontal y la dispersión será amplia para cubrir un área ancha a corta distancia (base del triángulo, ángulo α en la imagen inferior). Por otro lado, a medida que nos alejemos y nos posicionemos por encima del plano horizontal, la dispersión se tornará más estrecha para mantener constante el área de cobertura a pesar de haber aumentado la distancia (punta del triángulo, ángulo β en la imagen inferior).

Por otro lado, en el plano lateral se puede observar mayor cantidad de energía en el hemisferio superior de la esfera que en el inferior. Esto sucede porque las áreas sobre las cuales se distribuye la energía son distintas en cada mitad de la esfera. En la parte superior la energía está más concentrada en el plano horizontal (punta del triángulo) que en la parte inferior (base del triángulo) y, en consecuencia, la medición muestra una asimetría en el plano vertical. Esto también es útil porque el sonido radiado por la parte superior de la esfera deberá recorrer mayor distancia hasta llegar al oyente y, por lo tanto, necesitará más nivel de presión sonora para que la cobertura se mantenga homogénea en el área de audiencia.

En la siguiente animación se observa el globo de atenuación para los tercios de octava contenidos entre 2.5 kHz y 20 kHz del mismo sistema. Se puede observar que la forma triangular se mantiene prácticamente en todo el espectro y la bocina cumple su función de distribuir asimétricamente la energía.

Globo de atenuación en vista frontal desde 2.5 kHz a 20 kHz en saltos de tercio de octava.

Ing. Facundo Ramón
Investigación & Desarrollo – Equaphon

Facundo Ramón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *